Constelaciones: Osa Mayor y Osa Menor

 

Acrishán observó como Tim escalaba con movimientos ágiles el árbol hasta llegar al lugar donde ella estaba sentada y sonrió: aquel niño bien podría haber nacido en una rama.

-Buenas noches Tim –saludó la mujer cuando el chico llegó y se sentó a su lado.

El niño sonrió alegre.

-¿Has visto que cielo hace esta noche? ¡Es estupendo!  ¿De qué me vas a hablar hoy? ¿Se va a ver desde aquí?

Acrishán sonrió ante el torrente de preguntas.

-Por orden, si, si he visto el cielo, despejado y precioso; hoy te voy a hablar sobre la osa mayor y la osa menor y si, es probable que seamos capaces de verlas desde donde estamos.

Tim la miró expectante, sus ojos verdes animándola a contar historias.

-Voy a contarte la historia mitológica de la Osa mayor, Ursa Major y  también te hablaré de la Osa menor, Ursa Minor.

El niño asintió.

- Según la leyenda griega, Zeus, padre de los dioses del Olimpo, se enamoró un día de la hermosa ninfa cazadora Calisto, que vivía en los bosques de Arcadia. Presa de un intenso amor, Zeus sedujo a la cazadora.

Pero Zeus estaba casado y su esposa Hera, estaba tan celosa de la ninfa, que la convirtió en oso.

Pasó el tiempo y cierto día Arkas, hijo de Calisto, que también era cazador, se topó con un oso en el bosque. El animal era nada menos que su madre, pero Arkas no lo sabía. Estaba a punto de dispararle una flecha cuando Zeus intervino para impedírselo y revelarle la verdad.

A fin de que Calisto no volviera a tener encuentros peligrosos de esa naturaleza, Zeus la tomó de la cola y la lanzó hacia el cielo.

Luego el padre de los dioses olímpicos transformó a Arkas en oso y lo puso también en el cielo para hacerle compañía a su madre. Arkas es hoy la constelación de la Osa Menor, y la punta de su cola es la estrella polar, guía de navegantes y viajeros desde tiempos antiguos. –Terminó Acrishán.

 

-Es una historia bonita –dijo el niño- tenía malas pulgas esa Hera ¿eh? Aunque no estaría mal ser un oso… serías enorme y todo el mundo te dejaría pasar por si los chafas…-murmuró con la mirada abstraída.

La muchacha rió por bajo.

-pero pobre Arkas, allí con arriba con su madre siempre vigilándolo, seguro que no puede hacer nada divertido –continuó el niño con solidaridad.

-Hay otra versión acerca del origen de la osa menor –le informó Acrishán- aunque en la mayoría de los mitos aparece formando un conjunto con la osa mayor. Un astrónomo alemán de siglo XVI, Petrus Apianus, creía que las estrellas de esta constelación eran las Hespérides, ninfas del titán Atlas. Estas ninfas fueron las que cultivaron en el monte Atlas las tres manzanas de oro, con que más tarde la diosa Gea obsequiaría a la diosa Hera por su matrimonio con Zeus.

El niño la miró, algo sorprendido.

-Vaya, los griegos tuvieron que pensar un montón para inventar todas estas historias-le dijo negando suavemente con la cabeza- ¿Y todo el mundo piensa eso?

-No, no todo el mundo. Lo que tienes que entender Tim, es que las constelaciones son simplemente figuras que trazamos imaginariamente entre las estrellas, hasta dar lugar a formas con sentido. No es que la osa mayor y la menor existiesen –o existan- como tal, las estrellas siempre han estado ahí. Fueron los sumerios –una civilización muy antigua, situada en Oriente medio- los que dieron forma a las primeras constelaciones conocidas, entre ellas las dos osas. Y los griegos asociaron historias a estas dos constelaciones para así poder recordar a sus mitos.

-anda, entonces gente de otros sitios también inventaron historias ¿no?

Acrishán asintió.

-¿Sabes alguna más?-preguntó interesado y la mujer sonrió, aquel crío era como una esponja.

-Hay una sobre la osa mayor que me gusta mucho. Es una leyenda india de Norteamérica y  explica por qué cambian de color en el otoño las hojas de los bosques del norte.

Para estos indios, las tres estrellas de la cola de la osa griega representaban a tres cazadores que iban en pos de un oso, representado por el cuenco de la cacerola. Todo el año dan vueltas y vueltas persiguiendo al oso, pero en el otoño, cuando se ve la constelación bajar hacia el horizonte al caer la noche, los cazadores le dan alcance a su presa. Entonces disparan sus flechas. Una de las flechas le da en el flanco y al manar la sangre del oso, pinta los árboles de color rojo intenso.

Tim sonrió.

-¡qué bonita! –exclamó.

El niño se quedó entonces mirando al cielo, buscando a las osas, a los cazadores o quién sabe, quizás  simplemente lo contemplaba.

La mirada perdida en el firmamento que había sido motivo a lo largo de las épocas, de tantas leyendas y de tantos sueños.

[Imágenes y parte de la información obtenidas de astroyciencia.com]

About these ads
Published in: on 10 marzo 2010 at 2:15  Comments (2)  
Tags: , ,

The URI to TrackBack this entry is: http://elvalledeonar.wordpress.com/2010/03/10/constelaciones-osa-mayor-y-osa-menor/trackback/

RSS feed para los comentarios de esta entrada.

2 comentariosDeja un comentario

  1. I usually do not drop a bunch of comments, however I looked at some
    of the comments on Constelaciones: Osa Mayor
    y Osa Menor | El Valle de Ónar. I actually do have 2 questions for you if
    you do not mind. Could it be just me or does it look as if like some of the responses appear like they are written by brain dead visitors? :-P And, if you are writing on other online social sites, I would like to follow you.

    Would you list of every one of your social networking sites like your linkedin profile, Facebook page or twitter feed?

    • Hi Apnea,

      Wow, let’s say your words are direct ^^U I have the feeling that maybe some of the comments are spam ¿? but I’m not sure, and I wouldn’t feel well if I don’t accept a comment of somebody real that has taken the time to write it.

      By the moment I’m not writing in any other online social sites, anyway, if I decide to do it, I’ll be back to this comment and I’ll let you know :)

      Thank you for your comment, great to have you here ;)


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: