Poema del Conde de Duarcón

Alaine sonrío al reconocer en el sobre la caligrafía de su hermano.

La última carta había llegado hacía no demasiado, poniéndola al día acerca de la guerra y el resto de los asuntos políticos.

Por lo tanto era probable que aquello fuera una poesía o algún dibujo a tinta: Rían era diestro en aquellas cosas, aunque muy pocos conocían esa faceta de su persona.

La muchacha sonrío, sintiéndose afortunada porque su hermano compartiera  con ella esa parte de sí mismo, contenta sacó la carta  y comenzó a leer.

Published in: on 2 marzo 2010 at 2:34  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://elvalledeonar.wordpress.com/2010/03/02/poema-del-conde-de-duarcon/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: