Constelaciones: Andrómeda

 

– ¿Qué historia me vas a contar hoy? –preguntó Tim desde una de las ramas del árbol, ya cómodamente sentado,  mientras Acrishán se afanaba en trepar para llegar a su lado.

-Hola a ti también –murmuró recuperando el aliento.

El niño le sonrió brillante.

-Te estás haciendo vieja, has tardado años en subir.

La muchacha lo miró enarcando una ceja y con una sonrisa esquiva en los labios.

-Que tú seas un canijo y te puedas apoyar en cualquier rama para llegar hasta aquí no quiere decir que me esté haciendo vieja.

Tim la miró.

-Ah, vale, entonces no te estás haciendo vieja, te estarás poniendo gorda, porque yo no soy ningún canijo –afirmó categórico.

Acrishán no pudo reprimir la risa, un “será posible…” en la mirada. Lo atrajo hacia sí y le dio un sonoro beso en la sien. 

-Que no dice…-lo provocó con una sonrisa- Hoy te voy a hablar de Andrómeda.

El niño la miró, olvidada la provocación y deseoso de que ella empezara a contar.

-Hace mucho tiempo un hombre llamado Cefeo, Rey de Etiopía, tenía una esposa llamada Casiopea, la cual afirmó que ella y su hija Andrómeda, eran más bellas que las Nereidas –las ninfas del mar-.

Irritadas, estas ninfas exigieron venganza a Poseidón –el dios del mar-, que amenazó al reino de Cefeo con el monstruo marino Cetus y con una inundación.

Asustado ante las amenazas de Poseidón, Cefeo consultó al oráculo de Ammón, que anunció que la única solución era exponer a Andrómeda al monstruo, por lo que fue atada a una roca en la costa.

En este punto llegó Perseo, que regresaba
de matar a Medusa -un monstruo femenino que convertía en piedra a aquellos a los que miraba- y en cuanto el hombre vio a Andrómeda, se enamoró de ella.

 
Acordó con Cefeo que, si mataba al monstruo, le concedería la mano de Andrómeda, y ambos realizaron su parte en el pacto. Sin embargo Fineo, tío y prometido de Andrómeda, se opuso a este acuerdo y atacó con sus hombres a Perseo, pero el héroe los venció fácilmente: les dejó ver  a sus enemigos la cabeza de Medusa y los convirtió en piedras.

     Finalmente, Andrómeda vivió con Perseo en Tirinto dándole varios hijos y una hija. Cuenta Eurípides en su Andrómeda que, a su muerte, la heroína fue convertida en una preciosa constelación.

 

Tim le sonrió, su mente aún algo perdida en el relato.

-¿Y en el cielo cómo se la ve? –preguntó reaccionando y alzando su rostro.

Acrishán frunció levemente el ceño.

-Es un poco largo de explicar, porque antes de encontrarla a ella hemos de localizar a su madre Cassiopea y a su padre Cepheus.

El niño alzó las cejas.

-Vaya.

La mujer asintió.

-¿Sabes? Yo creo que están allí con ella porque se sienten tristes por haberla dejado sola en aquella roca. Un hombre llamado Arato, que vivió en una ciudad llamada Cilicia hace muchos siglos, dijo que parecía que Casiopea tenía en el cielo los brazos abiertos, como si echara de menos a su hija.

Tim sonrió un poco y pensó en silencio que el cielo era un sitio muy grande para estar uno solo.

-Debe hacer frío allí arriba –reflexionó y se abrazó a sí mismo de forma inconsciente.

Acrishán lo miró y le dio un abrazo fuerte y breve.

-Y aquí también, anda, vámonos antes de que nos pongamos malos y tu madre nos pegue a los dos.

Tim rió y comenzó a descender con habilidad el árbol.

Cuando llegó abajo y giró para mirar a su amiga con una sonrisa divertida, sintió como una sombra pasaba sobre él y se alejaba a toda velocidad.

El niño reaccionó y echó a correr.

-¡Eso es trampa! ¡Tú tienes las piernas más largas! –gritó a la figura que se alejaba.

Acrishán rió, disculpándose en un guiño con el bosque por perturbarlo pero es que aquella noche el aire olía a vida, a cuentos y a carreras de camino a casa.

Published in: on 17 marzo 2010 at 2:21  Dejar un comentario  
Tags: , ,

The URI to TrackBack this entry is: https://elvalledeonar.wordpress.com/2010/03/17/constelaciones-andromeda/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: