Otra tarde de mayo

Suspiro, sonrío y me detengo apenas un instante a la orilla del camino.

El paisaje me reclama, con su belleza, con sus verdes… con sus olas.

Me doy el tiempo necesario para observarlo, para hacerlo parte de mí, para atesorarlo en un rinconcito de mi memoria.

 Y sentada en el suelo me acicatea la pregunta, de cuántas cosas tendré ya no solo atesoradas en mi memoria, sino guardadas bajo llave en mi corazón.

Recuerdos insoldables que habrán de acompañarme siempre.

Es… extraño, extraño de explicar quiero decir.

Porque a veces, al mirar a algunas personas, me tirita el corazón en los ojos y tengo ganas de extender los brazos, rozar su alma y susurrarles que les he echado de menos.

Y cuesta creer que esas sensaciones sean fruto de unos días, de unos meses o siquiera de unos años.

 Entonces me sonrío, porque aunque lo esté intentando, estas cosas no se explican, no se creen… simplemente se sienten.

Por lo demás, el tiempo va poco a poco poniendo cada cosa en su lugar, comenzando con las cosas dentro de mí misma. Ahora hay verdad donde antes había autoengaño, paz donde antes solo podía encontrar dolor.

 Ahora mis pasos recorren un camino en el que voy a ser consecuente conmigo misma.

Por si todo se acaba, por si no vuelvo a ver a la gente que amo, por si mañana no existo. Porque no soy dueña de mi pasado y aunque tenga que aprender de él no me debo dejar encadenar por sus lastres. Y porque realmente mi futuro, por mucho que pudiera preocuparme, no existe.

La verdad es que solo tengo este instante, este, en el que estoy a la orilla del camino, guardando el recuerdo del vaivén de las olas, sentada en el campo, viendo como se dibuja en el cielo de mayo, otro atardecer tranquilo.

Aún quedan cosas que solucionar y el tiempo todavía ha de jugar su parte. Pero tengo el alma tranquila y en la mirada el secreto convencimiento de que mañana será un día mejor.

Poco a poco, mi corazón va haciéndose a la idea de que le voy a dejar vivir en un mundo donde hay lugar para los sueños.

Published in: on 25 mayo 2010 at 23:07  Dejar un comentario  
Tags: , ,

The URI to TrackBack this entry is: https://elvalledeonar.wordpress.com/2010/05/25/otra-tarde-de-mayo/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: