Cuando algo se rompe

Tú continuaste hablando, quizás por eso no llegaste a escucharlo… pero a mí ese crujido seco me heló por dentro.

No acertaba a saber de dónde había venido, pero comencé a ver con dificultad.

Dolía.

Dolía al punto de que llorar no era suficiente.

Aún así las lágrimas comenzaron a deslizarse mejillas abajo.

No dije nada, no tenía fuerzas.

Nunca había sentido algo parecido.

Al principio pensé que había sido mi corazón, que se había quebrado en mil pedazos.

Ahora… ahora sé que no fue así.

Que lo que quebró aquel jueves fue la imagen que tenía de ti, la fe y la confianza en tu persona.

Como un cristal que a su paso lo arrasó todo. Dejándome llena de heridas, de cortes y sollozos.

Ahora dices que no se rompió nada… y yo me sonrío sin ganas, sin fuerzas, demasiado cansada para explicarte lo que no fuiste capaz de oír por estar escuchando tus propias palabras…

Published in: on 29 enero 2012 at 23:45  Dejar un comentario  
Tags: , , , ,

The URI to TrackBack this entry is: https://elvalledeonar.wordpress.com/2012/01/29/cuando-algo-se-rompe/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: