Otro día

El hombre sonrió y hundió sus dedos en el espeso pelaje del animal: se estaba acostumbrando a aquello.

A la sólida presencia de la leona, a la forma en la que iba, tranquila, a tumbarse a su lado cuando caía la tarde; a los ojos grandes que al mirarlo parecían hablarle en silencio, aunque nunca llegara a saber exactamente qué decían.

El animal dio un rugido bajo, reclamando su atención y girando sobre su espalda. “Eh, juega conmigo” parecía decir, zalamera y el hombre la miró con ternura mientras volvía a acariciarla. Era un gato muy grande, definitivamente.

El último rayo de sol bañó al poco su piel morena y el pelaje blanco del felino antes de perderse tras el horizonte: otro día que acababa en el desierto.

Otro día

 

Fuente de la foto: http://shawnwashere.files.wordpress.com/2010/12/img_2970.jpg

Published in: on 14 diciembre 2013 at 13:37  Dejar un comentario  
Tags: , ,

The URI to TrackBack this entry is: https://elvalledeonar.wordpress.com/2013/12/14/otro-dia/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: